LA PEOR PESADILLA DE LOS DEPORTISTAS

LA PEOR PESADILLA DE LOS DEPORTISTAS

Hoy vuelve nuestro colaborador fisioterapeuta para hablarnos de la peor lesión que existe para un deportista juegue al deporte que juegue, esta es la lesión de RODILLA.

Las lesiones de ligamento cruzado son las peores que puede sufrir un deportista y hoy Alberto Orduna de la MANO del 10 nos cuenta los tipos de lesiones que se pueden producir en la rodilla y que tratamiento debemos seguir para cada uno.

La rodilla es una articulación del cuerpo humano que se compone de el fémur, la tibia y la rotula (también llamada patela). Los movimientos que puede realizar son los de flexo-extensión y rotaciones (interna y externa), por lo que se dice que es una articulación con 2 grados de libertad.

Se considera una articulación de carga, ya que tiene que soportar el peso del cuerpo cuando estamos de pie. Requiere de una gran movilidad y estabilidad para permitir el correcto movimiento durante la deambulación, la carrera…por lo que dispone de una “almohadillas” llamadas meniscos que son los que reparten el peso y lo absorben.

Cuando la rodilla se encuentra a unos 60º de flexión se considera el punto de mayor inestabilidad para la articulación en el cual suelen producirse la mayoría de lesiones, sobre todo a nivel ligamentario, pero a su vez también este punto, es el de mayor relajación muscular.

Aparte de los huesos ya nombrados, la articulación de la rodilla, posee un gran sistema pasivo de sujeción, a través de los ligamentos, los cuales informa al cerebro de la posición en la que se encuentra la rodilla en todo momento, mediante lo propioceptores, y así evitar las posiciones forzadas que puedan dañar dicha articulación. Los ligamentos “mas” reseñables o que sufren mayor patología, son los Ligamentos laterales (interno y externo) y los famosos Ligamentos cruzados (anterior y posterior).

Los ligamentos laterales evitan que la rodilla se vaya hacia adentro (Ligamento lateral Interno) o hacia afuera (Ligamento lateral externo). Los ligamentos cruzados evitan que la tibia se vaya hacia adelante (Ligamento cruzado anterior) o hacia detrás (Ligamento cruzado posterior).

Pero aun con todo esto no vale para que la rodilla funcione y sea estable, necesitamos de un sistema que le de movimiento, este sistema es el muscular, compuesto por grandes músculos que le dotan de una estabilidad y fuerza necesarias para sustentar el peso del cuerpo y permitirnos realizar cualquier actividad sin apenas sufrir daño en la propia articulación.

Los músculos mas importantes en esta articulación son los siguientes:

  • Los que nos permiten mantener el equilibrio antero-posterior: CUADRICEPS e ISQUIOTIBIALES
  • Los que nos permiten un equilibrio lateral: TENSOR DE LA FASCIA LATA y ADDUCTORES
  • El equilibrio rotatorio lo controla: POPLITEO

Aunque pueda parecer mentira, la rodilla es una articulación que sufre muchas lesiones y sobre todo en deportes que requieren contacto, como son los deportes de equipo y en los que se generan muchos cambios de dirección como es el caso del BALONMANO. A continuación os vamos a hablar de las patologías mas frecuentes que se pueden encontrar en este deporte, su mecanismo lesional y cuál sería su rehabilitación a nivel fisioterapéutico (aunque deberían intervenir otro profesionales, para la fase final)

LUXACIÓN ROTULIANA:

Sobre todo, hacia externo (hacia afuera) suele ser frecuente, se produce por un cambio de dirección con la rodilla en flexión, dolor muy vivo, el derrame no siempre es inmediato, y cuando la rotula vuelve a su posición suele producir una pequeña fractura en el fémur.

El tratamiento suele ser quirúrgico.

La rehabilitación consistiría en:

  • Tratamiento de la cicatriz para evitar adherencias fasciales
  • Movilizaciones articulares para devolver la movilidad perdida durante la inmovilización
  • Ejercicios para devolver el tono a los músculos que protegen la articulación mediante la propiocepción.

ROTURA DEL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR:

Se produce por un movimiento de rotación interna y flexión forzadas, que se da cuando hay una rotación del tronco con el pie fijo en el suelo.

Suele estar acompañada de una rotura del menisco interno, ya que están íntimamente relacionados.

Hay dolor a la extensión de la rodilla, debilidad en el cuádriceps, sensación de que la rodilla va a “fallar”.

El tratamiento cuando hablamos de deportistas de alto nivel casi siempre es quirúrgico. El tiempo que se tarda en rehabilitar esta lesión suele ser bastante larga de 6 a 8 meses.

La rehabilitación consistiría en:

  • Tratamiento de la cicatriz para evitar adherencias fasciales.
  • Movilizaciones articulares tanto en flexión como extensión, para devolver el rango articular perdido
  • Ejercicios en CCC (cadena cinética cerrada, ej: sentadillas, pedalear) durante los primero 3 meses, a partir de aquí ejercicios en CCA (cadena cinética abierta, ej: chutar un balón, caminar, correr…) a través de los cuales ganaremos la musculatura perdida.
  • Propiocepción para devolver a los ligamentos la función de informadores del cerebro, para evitar una recaída.

ROTURA LIGAMENTO CRUZADO POSTERIOR:

Se produce por un choque directo en la rodilla con el pie apoyado en el suelo, y se produce una hiperextensión de la rodilla.

Hay dolor a la flexión de rodilla. La tibia suele encontrase ligeramente posterior.

El tratamiento suele ser en un primer momento quirúrgico. El tiempo de recuperación suele ser algo mas corto que la lesión de LCA.

La rehabilitación sería idéntica a la del LCA

ESGUINCE LIGAMENTO LATERAL EXTERNO:

Se produce cuando la fuerza aplicada va de adentro hacia afuera, por ejemplo, después de un salto, la rodilla hace una rotación interna.

Dolor muy vivo justo en el momento del accidente, luego el dolor va disminuyendo, y finalmente unas horas después, el dolor vuelve y provoca una impotencia funcional con flexión de rodilla para protegerse.

Suele aparecer edema.

El tratamiento fisioterapéutico:

  • Drenar el edema para que baje la inflamación y con ello la compresión articular
  • Masoterapia en la musculatura que está protegiendo la articulación
  • Técnicas manuales como cyriax (no en fase aguda) para hacer una reorganización a nivel ligamentario
  • Vendaje funcional que evite el movimiento lesional
  • Propiocepción para reestablecer el tono muscular

ESGUINCE LIGAMENTO LATERAL INTERNO:

Se produce por un movimiento forzado de fuera hacia adentro, en el que hay una rotación externa de la tibia, por ejemplo, cuando hay un choque directo en la rodilla por la parte externa.

Los síntomas son los mismos que en el esguince lateral externo.

El tratamiento, suele ser también idéntico.

LESIONES MENISCALES:

Las lesiones meniscales no se producen de manera aislada, por lo general suelen preceder a un problema ligamentario mal resuelto y por lo tanto la rodilla no posee toda su integridad.

Suele haber dos patologías, rotura del menisco ya sea interno o externo o degeneración del menisco que es una lesión típica de personas adultas con pasado deportivo muy activo (nivel profesional).

La rotura meniscal se produce por un traumatismo generalmente con la rodilla en flexión, aducción y rotación externa, suele tener los siguientes síntomas:

  • Bloqueo articular (se te engancha la rodilla)
  • Ruido articular e inflamación
  • Dolor intenso a la palpación de la interlinea

Si se dan estos 3 síntomas, se requiere intervención quirúrgica. Lo que requerirá entre 3-4 meses de rehabilitación.

La lesión del menisco externo suele ser menos frecuente que la del interno.

El tratamiento fisioterapéutico:

  • Terapia manual, mediante movilizaciones para devolver el rango articular perdido (suele ser mínimo)
  • Masoterapia, para tratar la musculatura contracturada
  • Propiocepción para devolver la estabilidad a la articulación y evitar que haya una recaída.

Esperemos que este impresionante artículo os pueda ayudar y si tenéis cualquier duda, poneros en contacto a través de Whats app en el 607394507 o vía email info@dahandballmanagement.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *